El marketing geográfico o geomarketing

El geomarketing corresponde a una disciplina que se desarrolla con análisis geográficos que consisten en analizar el comportamiento de los individuos económicos teniendo en cuenta la noción del espacio. Entre las aplicaciones del geomarketing, se contabilizan los estudios de zonas de atracción comercial de un punto de venta, los estudios de localización comercial, los estudios de potenciales, la sectorización, la optimización de los medios de marketing directo, la optimización de las redes, etc.

 

 

Elección de localizaciones comerciales
Sea cual sea el tipo de actividad comercial en cuestión, la elección de una buena localización es seguramente una de las decisiones más importantes que un propietario o un responsable deba tomar. El sitio del punto de venta es en efecto una inversión fijada a largo plazo y su elección buena o mala tendrá un efecto sobre el nivel de las ventas, sobre la cuota del mercado y sobre la rentabilidad de la actividad de una manera cada vez más importante si el nivel local de competencia es elevado.

El proceso de apertura de uno o de varios comercios al por menor se divide habitualmente en cuatro decisiones fundamentales. La sociedad debe en primer lugar determinar sobre qué mercado desea establecerse. A continuación, es necesario para ella especificar el número de puntos de venta que piensa abrir en función de sus capacidades financieras y el tipo de saturación del mercado. Luego, la sociedad debe examinar las posibles localizaciones y elegir después de un estudio avanzado la que le parece más conveniente. Por ultimo, se trata de especificar el tamaño del almacén y sus características (adaptación, decoración, combinación, merchandising, etc.)

Las teorías de la localización procuran solucionar el tercer punto e intentan modelar a través de conceptos matemáticos más o menos elaborados el espacio comercial para detectar posibles oportunidades de instauración.


Modelos de localización
Existen dos grandes familias de modelos de localización representadas por :

- Los modelos gravitacionales y de interacción espacial
- los modelos localización-asignación

Mientras que los modelos gravitacionales derivan de modelos físicos postulando una interacción recíproca entre puntos de venta y clientes, los modelos de localización-asignación pretenden optimizar la localización y eventualmente el número de puntos de venta minimizando los gastos de desplazamiento de los clientes.

La problemática de localización múltiple obliga el responsable a encontrar la respuesta a cuatro cuestiones :

- En qué mercados es necesario establecerse ?
- Cuánto puntos de venta es necesario crear ?
- Cómo evaluar las posibles localizaciones ?
- Cuales serán los tamaños y las características de los almacenes y los lugares elegidos ?

Para facilitar la búsqueda de implantación, se crearon distintos modelos bautizados como modelos de localización-asignación. La cuestión fundamental planteada por estos modelos consiste en saber cómo abastecer o aprovechar lo mejor posible una superficie geográfica extensa a partir de un número limitado de puntos de venta.