Los medios de comunicación Internet

Con relación a medios de comunicación audiovisuales, la prensa escrita da a menudo aún más detalles en la información, a causa de su forma escrita permite sobre todo al lector seguir estando activo en su búsqueda de información pues le deja una determinada opinión crítica sobre los acontecimientos. Como para los otros medios de comunicación, presenciamos un déficit en la prensa escrita, en particular, generalista, compensado parcialmente con un desarrollo de las publicaciones especializadas permitiendo una segmentación con relación a los centros de intereses de cada categoría de lectura.

 

 

Internet a menudo se designa como un grande competidor de la prensa escrita desde los años 2000, o bien, como un posible competidor. En realidad, se trata de distinguir dos aspectos de Internet :

Internet como proveedor de contenido alternativo :
El contenido difundido por los autores de oficina solamente, es decir, que no trabajan en la calle a diferencia del periodismo tradicional, es generalmente poco fiable. No obstante, Internet (por ejemplo mediante los blogs o los sitios colectivos) puede permitir la aparición con voces alternativas a los medios de comunicación tradicionales, cuya escucha puede ser especialmente útil en caso de huelga de las otras fuentes, o en caso de que el gobierno tome el control por ejemplo. El fenómeno de los blogs plantea no obstante la cuestión de la legitimidad y la competencia periodística del autor autodeclarado.

Internet como vector de la información :
La transmisión de información periodística representa uno de los usos más amplio de la red Internet, al menos desde los años noventa. Este medio de transmisión, cualquiera que sea el origen de la información, presenta, en particular, la ventaja de una presencia mundial y de una mayor capacidad de resistencia a las censuras. Los propios escritores tradicionales de la prensa escrita utilizan Internet para publicar su contenido (a menudo gratuitamente) y encontrar así nuevos lectores, susceptibles entonces a interesarse por el contenido en la versión de papel. Sin embargo, la prensa escrita parece nunca haber encontrado un modelo de negocios eficaz para hacer frente a la difusión por Internet y remunerar el contenido producido.