La relación es la clave de la comunicación

La relación es la manera en que se expresan o se dicen las cosas, teniendo en cuenta el hecho de que en la comunicación humana, más allá de la lengua, hay otros métodos que existen como el lenguaje corporal y las entonaciones con la voz que son signos para comunicarse.

Pero también radica el efecto espejo que nos proporciona la comunicación. Nos vemos representados nosotros mismos en la manera con la cual nos estamos dirigiendo. La enunciación (la manera en que se dicen las cosas en la relación) nunca miente, mientras que el contenido (la declaración textual) puede ser manipulador. Así pues, el factor esencial es el saber “cómo se siente la gente”.

 

 

La declaración textual es primaria, es decir, fundamental. Es ella la que nos permite expresar un mensaje, un contenido. El ejemplo más común de esta función es la del teléfono. Cuando suena levantamos la bocina, es absolutamente necesario decir "Alo" en ese momento o de revelar nuestra identidad.

El incumplimiento de este convenio implicaría automáticamente una clara perturbación ante la persona que llama. Este hecho explica que la comunicación no es la información. Los memos casi nunca son leídos ya que no hay ningún tipo de relación. Comunicar información supone en primer lugar el hecho de saber crear una buena relación.