El marketing internacional

Desde la globalización de los mercados con la llegada de Internet, el marketing internacional se convirtió en una acción primordial para las empresas que quieran aumentar sus oportunidades en el mercado extranjero. Varias oportunidades se ofrecen a estas empresas si están en condiciones de vivir con las múltiples dificultades del comercio internacional.

Desde otro punto de vista hacia el marketing internacional, varios elementos hacen que un país tenga una ventaja competitiva sobre otro. Entre estos elementos se encuentran la disponibilidad de los recursos naturales, el nivel de escolaridad de la población, las exigencias de los consumidores, la competencia de una industria en un país distinto y así sucesivamente.

La empresa que establece una estrategía de marketing internacional debe tener en cuenta varios criterios que determinarán su éxito. Los principales criterios son el análisis intercultural (valores, hábitos, idiomas), los factores económicos (infraestructura, poder adquisitivo del consumidor, tasa de cambio) y el clima político (reglamentación, estabilidad política).

La empresa que quiera desarrollar su mercado en el extranjero deberá utilizar una estrategia de marketing internacional adaptada a la situación del país contemplado. Se puede pensar, por ejemplo, en la adaptación del producto, en la invención de un nuevo producto o incluso de “dumping” que es una estrategia de marketing internacional destinada a vender a muy bajos precios en otro país.