Las tarjetas electrónicas o E-carte

Los números de las tarjetas bancarias reales no circulan en Internet, es por eso que se utiliza el servicio de e-carte. Para efectuar una compra en línea, el banco transmite un número de tarjeta de un solo uso instantáneamente. Este número sólo se utiliza para una única compra, en un mercado especifico.

Presentada en 2002 como la solución que iba a permitir superar las desconfianzas por parte de los internautas ante el pago en línea, la tarjeta bancaria virtual tuvo comienzo con suavidad. El crecimiento del comercio electrónico, una importante campaña de comunicación, y más que todo, la mejoría en el apoyo de los bancos, permitieron darle nueva vida a este producto.

 

 

Cómo funciona la tarjeta electrónica ?

- El internauta debe inscribirse ante su banco para recibir un usuario y una contraseña, así como la dirección Internet donde descargará el programa e-carte.
- Una vez instalado el programa informático, el icono que inicia el programa con el servicio de e-carte, estará siempre presente en la pantalla, en la barra de herramientas.
- El internauta navega en un sitio comercial y desea pagar una compra.
- Inicia el programa dando clic sobre el icono del servicio.
- Indica su usuario y contraseña y luego se conecta.
- Selecciona el botón “pagar” e indica el monto de su compra.
- En respuesta, un e-carte con un número aparecen en la pantalla.
- El internauta escribe este número en el formulario del sitio comercial con solo “clicar/arrastrar”, sin tener que volverlo a copiar.

Para una compra habitual, por ejemplo el pago mensual de una suscripción, el internauta tiene la posibilidad de seleccionar la opción de suscripción cuando elige el tipo de compra que efectúa. Se le asigna entonces un número que sólo es válido sobre este sitio, por un importe total y durante un período de tiempo definido.

Este procedimiento es rápido, simple y realizable por todas partes del mundo a partir de cualquier ordenador que tenga acceso a Internet.

El servicio e-carte se distingue de las otras soluciones de pago para el comercio electrónico por el hecho de que es un servicio inmediatamente operacional, utilización muy simple, sin impacto en los comerciantes, utilizable en todo el mundo para todas las compras en Internet. Al evitar que el número de la tarjeta real circule por Internet ni se revele a nadie en una compra, el servicio de e-carte ofrece una respuesta simple y concreta para facilitar el comercio electrónico y restaurar la confianza de los ciber-consumidores.