El marketing gustativo - Tipos de marketing

El marketing gustativo constituye uno de los cinco pilares del marketing sensorial. Podemos encontrar el marketing gustativo a través de las distintas degustaciones que pueden tener lugar sobre un punto de venta. Se probaban productos como jugos de naranja, café, brochetas de pollo (sí, eso hacen los españoles !). A algunos le gustaba el producto, a otros no, cada uno se hacía su propia opinión.

 

 

La menos explotada de los 5 sentidos
Entre el conjunto de los sentidos solicitados a través del marketing, el gusto es el menos desarrollado, ya que es el mas difícil de aplicar y comprender. Sin embargo, el objetivo será el mismo que para los otros sentidos, garantizar al consumidor las calidades del producto y aportarle una dimensión de placer.

El alimentario y el gustativo
Hoy en día, el concepto de marketing gustativo ha evolucionado ampliamente. No hace falta decir que el gusto solamente se aplica en el marco de los productos alimenticios y lo que se refiera a las cualidades intrínsecas de los mismos. Actualmente, se forman especialistas con el fin de detectar los sabores que agradan al mayor número de gente, con el fin de optimizar las ventas de un producto. Las empresas acaban de entender el potencial del gusto y lo utilizan de ahora en adelante con fines de diferenciación y posicionamiento estratégico.

Límites del marketing gustativo
Persiste sin embargo un límite significativo respecto a la diferencia de gustos entre varios individuos, como lo destaca la expresión popular “cada uno a sus propios gustos”. Y es esta la principal dificultad del marketing gustativo. En efecto, el gusto es un factor difícilmente generalizable. Un gusto agradable para alguien puede ser completamente insoportable para otro.

Sociología y diferencias de gustos
Del mismo modo, la internacionalización y el desarrollo de las multinacionales obligan a los especialistas del marketing gustativo a adaptarse a las distintas identidades y culturas de los países. Es preciso en ese momento que las dimensiones sociológicas abarquen todos los sentidos. La cultura de cada sociedad influye considerablemente sobre las percepciones y las valoraciones gustativas.

El ejemplo de las especias es sorprendente, ya que como muchos ya saben, para los Países del Magreb, son indispensables para su cultura culinaria, mientras que, para un país como Canadá o Francia por ejemplo, estos ingredientes son poco apreciados y desagradables para sus papilas gustativas.

La utilización del marketing gustativo es pues muy delicado y requiere una cultura sociológica controlada con el fin de evitar cualquier error en términos de estrategia en un país contemplado.