El marketing interno - Tipos de marketing

Métodos y técnicas de marketing utilizadas por una empresa que tiene como objetivo a sus asalariados. Varias técnicas se encuentran en el ámbito del marketing interno.

 

 

La política de calidad del servicio interno
Según este enfoque, una mejora de la calidad del servicio interno (ambiente de trabajo, sistema de recompensa, formación, etc.) mejora la satisfacción de los empleados la cual implica una mayor fidelidad y productividad del personal.

Los clientes, sensibles a estas evoluciones (personal más estable y más eficaz) corren el riesgo a su vez de tener un comportamiento más favorable hacia la empresa (aumento de las compras, de la fidelidad). Este circulo virtuosa incita a tener, así como en el marketing externo u otras herramientas similares, un planteamiento activo en el ámbito de la calidad frente al personal (estudio de las necesidades de los asalariados, adaptación de la oferta, investigación de satisfacción).

El desarrollo de la popularidad interna de los productos
Según este enfoque, las herramientas de marketing (en particular en el ámbito de la comunicación) deben favorecer el reconocimiento y la fascinación de los productos que deben utilizarse teniendo como objetivo no sólo a los clientes, sino también al personal (por acciones generalmente específicas). Este último estará así en mejores condiciones para hacer conocer y apreciar los productos de la empresa a los clientes, al público en general.

Esta política puede también mejorar la coherencia interna de la empresa, su identidad, su cultura, incluyendo las marcas y productos y que la historia tome parte importante.

La creación de relaciones internas cliente-proveedor
Se trata aquí de adoptar la lógica competitiva y su eficacia dentro de la empresa. Esta lógica nacida en los grandes grupos industriales, o en una fábrica que pudo convertirse en el proveedor interno de otra del mismo grupo, dio nacimiento a herramientas específicas de control de gestión como los precios de transferencia internos, pudiendo ser comparados a los del mercado (y el cliente interno puede, en un principio, elegir a su proveedor internamente o en el mercado).

Se criticó frecuentemente este enfoque ya que implica un determinado fraccionamiento de la política de la empresa que puede ser cada vez menos coherente. Según una estricta definición del marketing, el marketing interno es una denominación abusiva ya que no se aplica en un mercado en el sentido exacto del término.

Además la frontera entre el marketing interno y la gestión de los recursos humanos es a menudo difícil de establecer.